Divulgación científica

Escoliosis en adolescentes

La Escoliosis es una desviación del eje vertical de la Columna Vertebral que aparece prioritariamente en el rápido crecimiento de la Adolescencia. Un crecimiento desequilibrado del bloque vertebral, hace que la vértebra crezca de forma asimétrica.

Posteriormente, las vértebras empiezan a rotarse entre sí y aparece la giba o prominencia.

Se detecta principalmente por la asimetría de escápulas y de hombros en las escoliosis torácicas, y por la asimetría de flancos en las escoliosis de lumbares.

Carta de Dr. Herrero a las Adolescentes con Escoliosis.

No sois niñas ni tampoco adultas. Vuestros padres os tratan como niñas y os exigen como adultas. Tenéis que cambiar el trato que recibís de los adultos y al mismo tiempo depender de ellos. Tenéis ganas de crecer y salir y os encontráis como en una olla a presión, y ni tan siquiera quieren que hagáis ruido por la válvula de escape. No lo tenéis nada fácil.

Estáis pasando por el momento más conflictivo de vuestra vida, con el entorno y con vosotras mismas. Suerte que hay alguna amiga, que no todas, que os entiende y comprende, ya que se halla en la misma situación. Las hormonas que empezáis a fabricar van al cerebro afectando el humor, el buen y el mal humor, el carácter, el abierto y el introvertido, la excitación y el sopor, el sueño y la vigilia, y cuando se juntan todas a la vez no sabes como escapar de esta tormenta interna. Y mientras, se te exige que seas ordenada, que estudies, que obedezcas sin rechistar, que seas puntual, amable y educada con los que te rodean, que no explotes cuando dentro de ti hay una olla a presión y solo quieren que pongas un tapón a tu válvula de escape. Y de repente, te llevan al médico porque ven que tu espalda no crece recta, y el médico te informa de que debes llevar un aparato para contenerla y evitar que vaya a más. Además de la ortodoncia ahora llega la ortoespalda. Puede que hasta también te halla aumentado la miopía. Y con este crecimiento tan rápido hasta os habéis vuelto torpes pues no calculáis donde os llegan los brazos. Vaya, un panorama desolador, justo cuando se necesita estar más atractiva o atractivo para empezar a entrar en el mundo de los adultos. Os encontráis como en una casa en construcción, con rampas en vez de escaleras, sin ventanas ni tabiques, runa por todas partes, todo manchado de cemento y yeso, el suelo sin baldosas y ni un solo mueble. Del cuarto de baño solo arrancan de la pared unas tuberías y ni se vislumbra dónde irá la bañera. Pensáis que seréis así y os cuesta imaginaros como la casa amueblada confortable y cómoda para vivir.

Afortunadamente, todo pasa, la ortodoncia se acaba, la miopía se trata con lentillas esperando la corrección definitiva, y por fin, se deja de crecer y la columna deja de desviarse. Es solo durante este período que se puede evitar que se desvíe más, y es solo durante este período que se puede tratar con los mejores resultados. Sé que no es fácil adaptarse, pero solo tenéis que pensar que llegará el día en que se acabará todo. Y cada día es un día menos del total del tratamiento, y que llegará el día en que os veréis como la casa confortable y acogedora, os veréis muy bien, jóvenes y con toda una vida por delante. No olvidareis el tratamiento, pero agradeceréis que vuestros padres hayan hecho lo posible para mejorar vuestra vida. Otros padres no pueden o no tienen medios para encontrar un médico que les ayude pues el país donde viven no disponen de ellos, y ven con desolación, que la espalda de sus hijos se desvía más y más sin poder hacer nada para remediarlo. Debe ser terrible para todos padres e hijos. Solo unos pocos adolescentes son afortunados, y tú eres uno de ellos, no lo olvides mientras haces la ortoespalda.

Información dirigida a Adolescentes con escoliosi.

“Cada vez que te precipitas por los pasillos de tu colegio porque llegas tarde a una clase, marcas un gol en tu equipo durante un partido, o vas a bailar con tus amigos, estás utilizando tus huesos, músculos y articulaciones. Sin estas partes importantes de tu cuerpo, tendrías serias dificultades: no podrías sentarte, levantarte, caminar, ni hacer ninguna de las actividades que realizas a diario.” Si quieres saber más, pincha AQUI.

Antiguamente se creía que las dolencias de la espalda eran muy raras entre los jóvenes. Hoy se sabe que no es así y que son frecuentes, especialmente a partir de los 12 años. Si quieres saber más, pincha AQUI.

Estas son las 10 reglas para que tengas una espalda sana y fuerte:

  1. Mantente activo. Haz ejercicio habitualmente. La natación, correr o ir en bici te pondrán en buena forma física. Los ejercicios hacen que la musculatura de tu espalda sea potente, resistente y flexible.
  2. Calienta tus músculos antes de hacer ejercicio, y estíralos al terminar.
  3. Evita estar todo el día sentado. De lo contrario, perderás fuerza en la musculatura de la espalda y aumentará el riesgo de que te duela.
  4. Cuando estés sentado hazlo lo más atrás posible en la silla y mantén el respaldo recto. Mantén la espalda relativamente recta y los codos apoyados. Cambia de postura frecuentemente y levántate cada 30-45 minutos.
  5. Cuando leas, siéntate bien, y si vas a estar mucho tiempo usa un atril.
  6. Cuando uses el ordenador, coloca la pantalla frente a tus ojos y a la altura de tu cabeza.
  7. Para llevar el material escolar utiliza un transporte con ruedas y de altura regulable. Si no, usa una mochila de tirantes anchos y pásalos por ambos hombros. Evita llevar más del 10% de tu propio peso.
  8. No fumes. No lo necesitas. Además de envenenar tu salud aumenta el riesgo de que te duela la espalda.
  9. En caso de que tengas dolores, no esperes más, habla con tus padres y consulta al médico.
  10. Lo más importante, no te derrumbes. Es muy probable que no tengas nada grave y sólo se deba a que tus músculos no están trabajando bien. Evita el reposo, lleva una vida lo más normal posible. Recuerda, mantente tan activo como puedas.

Preguntas más frecuentes sobre método SpineCor

¿En qué se diferencia SpineCor de otros corsés?
SpineCor es un corsé dinámico no rígido, lo que significa que es flexible. Esta importante característica tiene numerosos beneficios:

  1. Conserva el movimiento del cuerpo y promueve la corrección mientras se realizan las actividades normales de la vida diaria.
  2. Se lleva de forma discreta debajo de la ropa, mejorando la auto-imagen del paciente.
  3. Mejora la aceptación del tratamiento por parte del paciente, lo que permite obtener resultados óptimos.
  4. A largo plazo ofrece una solución coste-efectividad al paciente.
  5. Está probado que se mantienen los resultados del tratamiento después de la retirada del corsé, lo que lo diferencia de los corsés rígidos.
  6. La observación clínica muestra importantes mejoras a nivel postural.
  7. No tiene efectos secundarios (atrofia muscular).

¿Puede el paciente colocarse el corsé sin ayuda?
Para comenzar, el paciente necesita la prescripción del médico especialista para obtener la aprobación del tratamiento. Después, en la mayoría de los casos, el paciente es enviado a un ortopeda o a un fisioterapeuta para el ajuste del corsé SpineCor. Entonces, se informa al paciente y a los padres de todo lo relacionado con el uso de SpineCor.

Es muy fácil para el paciente colocar el corsé una vez que ha sido ajustado y las bandas han sido numeradas para identificar su posición y el orden de colocación.

¿Cuál es el uso diario recomendado (en horas)?
El uso diario recomendado del corsé depende de la patología del paciente, su edad, la velocidad de progresión y la severidad de la escoliosis. En general, se recomienda llevar SpineCor 20 horas al día.

¿Cómo podemos lavar los componentes del corsé?
El mantenimiento del corsé es explicado de forma extensa a los pacientes y sus familiares en el momento en que se ajusta por primera vez. Además, cuando se coloca el corsé, se entrega al paciente una guía con las instrucciones.